lunes, 20 de febrero de 2017

Reliquias recuperadas - Guerra Perú - Chile

Son muchas las personas que entregaron su vida por la patria el Perú, en una infausta guerra denominada del Pacífico, donde chilenos motivados por el afán de enriquecimiento generaron un falso conflicto para invadir, usurpar y despojar territorios que nunca les pertenecieron. La invasión chilena, con apoyo extranjero causo la destrucción de muchos pueblos, comunidades y familias, miles fueron los héroes anónimos quienes derramaron su sangre en defensa de lo nuestro y es a ellos a quienes debemos honrar y recordar. El presente es un artículo publicado en el diario la Republica Lima - Perú.

RELIQUIAS RECUPERADAS

Tres kepís y una bota de soldados peruanos que pelearon en la Batalla de San Francisco en 1879 regresaron al Perú traídos por un ciudadano peruano radicado en Chile. Serán entregadas al Ejército de nuestro país.
Escribe: Raúl Mendoza


Sobre una mesa de vidrio reposan, maltratados por el tiempo pero con toda su carga simbólica intacta, tres kepís y una bota usados por soldados peruanos en la Batalla de San Francisco, Tarapacá, en 1879. Fueron encontrados en las faldas del cerro Dolores, donde se enfrentaron los ejércitos peruano y chileno. Y han retornado a territorio peruano casi 140 años después.

Son reliquias que han llegado aquí en manos de Alexander Palacios, ciudadano peruano radicado en Chile desde hace 25 años. "Tener esto es muy emotivo. No llega un cuerpo o los huesos de un combatiente, pero sí la indumentaria de personas que dieron su vida por su patria y su bandera", explica mirando las históricas prendas.

Se trata de un kepí de infantería hecho de tela blanca, un kepí de caballería de paño azul con un listón rojo delante y una borla que se ha mantenido intacta de milagro, y una gorra marinera de paño negro. Tienen la arena del desierto, varias manchas y la erosión en la tela producida por el tiempo.
El kepí de infantería incluso tiene un agujero en la zona lateral izquierda que puede corresponder a un balazo. La bota es pequeña y pudo pertenecer a un niño soldado.

Una historia inusual.

Alexander Palacios, quien ha rescatado estas reliquias, es modelista naval, es decir, construye barcos a escala con todos los detalles de los originales. Y es también un gran amante de la historia peruana. Sobre todo aquella vinculada a la Guerra del Pacífico. Eso lo ha llevado a conseguir algunos objetos y reliquias de ese conflicto que enfrentó a Perú y Bolivia con Chile allá por 1879.

Gracias a su trabajo, Alexander conoce a mucha gente vinculada a la historia. Justamente así conoció a Jorge Padilla, un importante coleccionista chileno de objetos de la Guerra del Pacífico. Fue esta persona quien le entregó los kepís y la bota, pero le pidió a cambio una maqueta a escala 1/100 del monitor Huáscar. Alexander, por supuesto, aceptó.

Hay además una historia curiosa detrás del intercambio. El coleccionista Padilla ya no quería tener las reliquias en su poder porque, según le contó a Alexander, su esposa y su hija se quejaban porque veían penar a un soldado vestido de blanco en los ambientes donde guardaba los objetos. "Al comienzo lo tomé como algo anecdótico, pero después vi que hablaba en serio", cuenta Alexander, ya en Lima.

Así que recibió los kepís y la bota, y otros objetos más. Esta vez sólo ha traído los cuatro objetos. Pero tiene en un minimuseo personal otros kepís, municiones, charreteras. "Yo tengo un museo itinerante que va por las escuelas básicas mostrando embarcaciones a escala del Huáscar, la Independencia, la Covadonga y la Esmeralda. También otras embarcaciones y algunas reliquias", cuenta.

Perú en el corazón.

Alexander trajo los objetos con el objetivo de entregarlos al Ejército peruano y espera que una vez restaurados puedan ser mostrados en algún museo. Ya conversó con la Dirección de Informaciones del Ejército. En principio, le gustaría que los objetos se expusieran en el Museo de los Combatientes del Morro de Arica, en Lima.

Ya antes Alexander ha donado, por ejemplo, esculturas de un reconocido artista chileno a la Casa Grau y al museo del Parque Reducto. "Eran esculturas de soldados de la Guerra del Pacífico, con los uniformes que usaron", cuenta.

Él ha trabajado con la armada chilena en la construcción a escala del Huáscar, la Independencia, la Esmeralda y la Covadonga, a un tamaño de casi dos metros cada nave. Más adelante quiere donar maquetas similares a museos peruanos. Esta tarde mira los kepís y la bota que ha traído y siente que cumplió su deber con esos combatientes.

http://diario larepublica.pe Edición del 19 de febrero del 2017.

La Batalla de Dolores, también llamada Batalla de San Francisco fue un enfrentamiento entre las fuerzas del ejército chileno y fuerzas aliadas del Perú y Bolivia. Batalla del 19 de noviembre de 1879, en las inmediaciones del pozo de Dolores en Tarapacá - Perú.

martes, 7 de febrero de 2017

Mi acuarela, mi escuela
























A instancias del arte plástico, la acuarela es el nombre con el cual se designa a una técnica que se caracteriza por el empleo de colores disueltos en agua... es creo la primera herramienta y técnica a la cual teníamos acceso casi todos apenas sin darnos cuenta, todo por su uso generalizado que se dio en años pasados en la escuela primaria y también porque eran económicas... la pintura de los pobres... hoy las acuarelas son caras económicamente, ya no se promociona su uso por los maestros en los niños escolares... es lamentable

lunes, 9 de enero de 2017

Caricaturas...


Don Alfonso Álvarez Huanca

Profesor Zacarias Casos Cáceres

Poeta Luis "Cholo" Nieto

Ricardo Cornejo Sanchez

Libio "El Super Pollo"

Dr. Alfredo "Loro" Callo

Dr. Guillermo Cáceres Villa

Padre Víctor Ramos

viernes, 6 de enero de 2017

GUILLERMO CACÉRES VILLA

Escribe: Guido Ancori Cervantes
Dr. Guillermo Cáceres Villa
Guillermo Cáceres Villa, nace en Sicuani, Canchis, Cusco, el día 10 de febrero del año 1926. Sus estudios primarios y secundarios los cursa en la Escuela de Varones 791 y el Colegio Mateo Pumacahua de Sicuani.

Sus estudios superiores y de post grado los realiza en la Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco, en la facultad de educación y letras.

Inicio su carrera docente en el Colegio Particular  San Francisco de la Ciudad de Lima, de alli se traslada al Colegio Nacional Mateo Pumacahua de Sicuani Cusco, posteriormente llega al Colegio Nacional de Chucuito de Juli en el departamemto de Puno, para despues laborar en el Colegio Nacional Mariano Santos de Urcos - Cusco, entre los años de 1949 y 1960.

El año 1961, participa en Lima ciudad capital en el concurso nacional para directores, logrando en aquella oportunidad ser nombrado como Director del Colegio Nacional de Chuquibambilla en el departamento de Apurímac (1961), para luego ocupar la plaza de Director de Colegio Nacional Agustín Gamarra de la localidad de Anta - Cusco (1962), posteriormente es trasladado como Director al Colegio Nacional Mariano Santos de Urcos - Cusco (1964), y Humberto Luna de Calca - Cusco hasta el año de 1969. El año de 1970, participa de otro concurso para directores, esta vez a nivel Regional en Cusco, asumiendo en esta oportunidad la Dirección del Colegio Nacional Mateo Pumacahua de Sicuani - Cusco (1971). El año de 1972 - 1973, se desempeña como director encargado del NEC N° 01 Sicuani, de la Zona de Educación N° 54 de Cusco y el año de 1975 como coordinador del Colegio Nocturno.

Cáceres Villa, destaca como persona, profesional e intelectual, debido a que permanentemente se mostró carismático, empático, tenaz, persuasivo y con gran sentido común. Fue uno de los mejores directores por su alto desempeño profesional, su inteligencia, dominio del conocimiento y gran elocuencia. Fue un líder transparente, ejemplar, proactivo y siempre compartió sus conocimientos con sus docentes y estudiantes.

Guillermo Cáceres Villa, Maestro, Director y Personaje Ilustre de la Provincia de Canchis - Cusco, dejo de existir el 21 de mayo del año 2014, a los 88 años de edad.


Copyright © Todos los Derechos Reservados - Guido Amílcar Ancori Cervantes - Publicado en setiembre del año 2014.